Conservación y consumo

Jamones

Si el consumo de la pieza se va a hacer con rapidez, es preferible comenzar por la maza, con la pezuña del jamón hacia arriba. Esta parte, presenta una carne más jugosa e infiltrada y ofrece un corte más vistoso.

Si por el contrario, su consumo se va a demorar, es recomendable empezarla por la babilla, con la pezuña hacia abajo. Esta parte, presenta una carne menos infiltrada y con un sabor más intenso.

Al recibir la pieza, retire la funda de algodón y el papel antigrasa, para que el contacto con el aire devuelva al producto todos sus exquisitos aromas.

Mantenga el producto en un lugar seco y fresco. Una vez abierto, cubra la zona de corte con una fina loncha de tocino y tápelo con un paño de algodón; así evitará que se reseque.

Paletas

Coloque la paleta con la pezuña hacia abajo, cortándola en finas lonchas para que la grasa pueda fundirse en la boca, y así disfrutar de su jugosidad característica.

Al recibir la pieza, retire la funda de algodón y el papel antigrasa, para que el contacto con el aire devuelva al producto todos sus exquisitos aromas.

Mantenga el producto en un lugar seco y fresco. Una vez abierto, cubra la zona de corte con una fina loncha de tocino y tápelo con un paño de algodón; así evitará que se reseque.

Embutidos

Retire el plástico y corte en finas lonchas la parte que quiera consumir, déjelo a temperatura ambiente hasta que el producto recupere su aroma y sabor característico. Una vez abierto es aconsejable su consumo a la mayor brevedad.

Una vez retirado el plástico se aconseja tapar la zona de corte con un film y mantenerlos en horizontal en un lugar seco, fresco y al abrigo de la luz.

Loncheados y Corte a mano

Abrir la bolsa cuando esté a temperatura ambiente. Si esto no fuera posible, basta con pasarla unos segundos bajo el grifo de agua templada; las lonchas podrán manipularse con facilidad y el producto habrá recuperado su aroma, textura y sabor característico.

Conservar en lugar fresco y al abrigo de la luz. Una vez abierta la bolsa, es aconsejable su consumo en su totalidad.